DESCRIPCIÓN GENERAL

Toda modificación, por más pequeña que parezca requiere de un proyecto, que conste por lo menos de un plano, especificaciones técnicas y presupuesto, que por más simple que sean, establecen una guía, un mapa y parámetro para su desarrollo.

Trabajando con nosotros, obtienes el beneficio de que tu proyecto será planificado, diseñado, presupuestado y ejecutado profesionalmente. El costo de una planificación siempre es menor al costo de los problemas que no se consideran y de los malos ratos de temas pendientes que no se conversaron en su momento oportuno, por omisión o evasión.

01. FASE DE EVALUACIÓN

Antes de comenzar, los dueños de casa tienen que tener muy claro cuánto quieren y pueden invertir en una remodelación. Esto, antes de conversar de materiales y terminaciones. Gracias a esta información podemos trabajar en conjunto el presupuesto, teniendo en mente un costo que no podemos sobrepasar, evitando mucho tiempo de planificación de ideas que no podríamos materializar, y al final es pérdida de tiempo para el propietario y para la constructora.

Sin realizar una visita en terreno, es muy difícil dar un precio fijo de cuánto costará el trabajo, pero cuando en conjunto definimos un bosquejo y detalle de los productos que utilizaremos, ya se tiene una idea del tipo y calidad de renovación que puedes obtener con tu presupuesto.

02. FASE DE PROPUESTA

Este periodo queda definido en la propuesta y su inicio y término dependen de los tiempos del propietario. Es la etapa donde se ejecutan todos los trabajos detallados en la propuesta. Antes de empezar cualquier tipo de retiro o demolición, se hacen los trabajos de protección de recintos que no se modificarán.

Los trabajos se ejecutarán según la planificación entregada, y la obra se mantendrá permanentemente limpia y libre de escombros y excedentes.

03. FASE DE EJECUCIÓN

Este periodo queda definido en la propuesta y su inicio depende de los tiempos del propietario. Es la etapa donde se ejecutan todos los trabajos detallados en la propuesta. Generalmente antes de comenzar con cualquier tipo de demolición, se hacen los trabajos para proteger las zonas que no hay que dañar, al igual que habilitación de elementos provisorios de elementos que no pueden quedar sin funcionamiento. Estos trabajos terminan con la entrega de los elementos a recibir.

04. FASE DE ENTREGA

Cuando los trabajos estén terminados, se solicitará la recepción de los trabajos al cliente, para que revise e inspeccione el correcto funcionamiento de los elementos y los detalles de terminaciones. Cuando los reciba a su entera satisfacción, se darán por terminados todos los trabajos.

Aquí em pieza el periodo de post-venta y la idea de este periodo es ver el funcionamiento de los elementos en el uso del día a día.

¿SABÍAS QUE?

Contactar contratistas y empresas para pedir estimados de precio UF/m2 de manera telefónica o por correo electrónico, no es la mejor manera de iniciar el “Proyecto Personal” de hacer una renovación en tu hogar. Este método deja fuera muchos elementos clave de tu proyecto, ten en cuenta que una remodelación no es lo mismo que elaborar un producto en una fábrica. Este tipo de estimaciones siempre resultan ser mucho más bajas que el precio real que tendrá la remodelación, ahora te explicamos el por qué:

  • El precio considera siempre un estimado de demolición, retiro de elementos existentes y que los trabajos se realicen en un espacio perfecto, listos para instalar las terminaciones.
  • O sea, las bases deben estar perfectas para recibir los elementos de terminación.
  • Los costos no dependen solamente de la magnitud (m2), también de la materialidad, calidad de elementos, método y ubicación de instalaciones, tanto nuevas como las existentes, demoliciones, dificultades observables, etc.
  • Medios Auxiliares para poder ejecutar los trabajos

Planificar sin determinar los recursos que se dispone para invertir en un proyecto, es el peor error que un dueño de casa puede cometer. Contar con un monto de presupuesto enmarca y da una idea a arquitectos, diseñadores y constructores, de lo que es posible realizar. Así se establecen prioridades de lo que usted prefiere, para que el “Proyecto” sea factible y se pueda materializar, y no se realiza el “Proyecto Ideal” para la persona que diseña sin saber si se podrá concretar.

Para comparar propuestas, las especificaciones deben ser exactamente las mismas, muy detalladas. La forma correcta de entregar una propuesta es con precios de la obra completa y alternativas buenas, para que el mandante sepa cuanto le cuesta la opción de hacer todo tal como quiere, y si su presupuesto es insuficiente, ir ajustando el precio, quitando o bajando la calidad y valor de ítems con menos prioridad para el mandante para ajustar el presupuesto.

Existen los contratistas que entregan precios estimativos inicialmente bajos para “amarrar” el proyecto e iniciar los trabajos, para luego aparecer con las sorpresas, previstas o imprevistas, cuando ya empezaron y no hay otros competidores, cobrando los famosos “extras”, dejando al cliente prácticamente “cazado”.

Antes de empezar los trabajos, no deben quedar decisiones importantes pendientes, ya que esto al final trae problemas para todas las partes involucradas, y quien más se perjudica es “La Obra”. La política del “échele pa’ delante” y el “después nos arreglamos” trae más problemas que invertir tiempo detallando y definiendo temas.

Recuerde que el usuario final es usted.